Los usos de las Tablet y las Laptop: trabajos, juegos y mas!

Paseándome por internet en los ultimos días me encontré con un artículo muy interesante en alt1040 referente a el uso de las Tablet y las laptop principalmente como herramientas de trabajo y muchos usos mas, el cuál comparto con uds, nuestros lectores, aquí realizan un excelente anaálisis del tema.

Tablet o portátil, ¿cuál me compro?

Dado el auge que están cobrando los tablets en el mundo de la informática doméstica y que su implantación cada vez se generaliza más, gracias a que cada vez hay más oferta, no es difícil encontrarte con la cuestión de qué hacer cuando te tienes que comprar un ordenador. “¿Me compro un tablet o un portátil?”

Con las ventas de portátiles y sobremesa decayendo poco a poco, y las de tablets, entre iPad y Android subiendo como la espuma, tal vez parezca fácil decir que la era del PC ha terminado y que, por tanto, lo más sensato es apuntarse a la era del tablet. Pero la respuesta no es tan sencilla. En realidad, como siempre, para decidir correctamente hay que pensar en qué se quiere conseguir, y después, decidir en consecuencia.

Movilidad vs. portabilidad
Si, de primeras, la decisión es entre un portátil y un tablet, quiere decir que estar atados a la mesa de un escritorio no entra dentro de los planes. Sin embargo, sí hay que tener en cuenta la ligera diferencia entre la movilidad y portabilidad que ofrece cada uno. Si liberarse de cables es el gran objetivo a conseguir, indudablemente el tablet tiene las de ganar, porque su reducido tamaño (que ahora ronda entre las 7” y las 10”) lo hace mucho más ligero.

Por contra, esa movilidad se verá más o menos recortada dependiendo del uso que vayamos a darle. Desde luego para navegar por Internet y revisar el correo electrónico, o incluso para escuchar música, el tablet va a dar un rendimiento más que suficiente, pero vamos a depender de cables igualmente si hacemos trabajar mucho a la memoria o la GPU (si la tiene), debido al mayor consumo de energía. Por tanto, si prevemos mover muchos gráficos, jugar a videojuegos o reproducir películas con un tablet, tal vez la movilidad no la tengamos tan asegurada, porque dependeríamos de tener un enchufe cerca.

No obstante, incluso en este caso, el tamaño de los tablets sigue jugando a su favor, y los convierte en ganadores si el principal objetivo es la libertad de movimiento.

Market y Store vs. aplicaciones tradicionales
Pregúntate: ¿vas a querer jugar a WoW? Porque si es así, vete olvidando de comprar un tablet. Lo mismo es válido si estamos hablando de otros videojuegos para ordenador, o incluso de otro tipo de aplicaciones. Aunque algunas tienen sus versiones alternativas para tablets, no son ni de lejos igual de potentes que lo son en un portátil, ya sea porque son primeras versiones, o porque las características limitadas del tablet lo impiden.

Sin duda, es muy probable que de aquí a poco el tablet se convierta en un dispositivo imprescindible, complementario del portátil. No obstante, cuando estamos hablando de capturadoras de vídeo, grabación en dispositivos extraíbles, grabación de medios en CD, DVD o Blu-Ray, o trabajos de edición de imagen profesional y similares, así como los videojuegos tradicionales, el claro ganador hoy por hoy es el ordenador portátil.

¿Es posible que el tablet llegue a sustituirlo en el futuro? En realidad es más probable que sea el televisor quien lo sustituya en el futuro, pero incluso en ese caso, si el uso de aplicaciones o juegos “tradicionales” no es sustituible con lo que puedes encontrar en los mercados de aplicaciones de los tablets, gana indiscutiblemente el portátil.

Trabajar en la oficina vs. trabajar en la carretera
En cuanto al trabajo de oficina, entre tablet y portátil se llega a un empate técnico, y la balanza se decanta a un lado u otro dependiendo del trabajo a realizar. Tanto en Internet como en los bancos de aplicaciones de cada uno de los sistemas para tablets hay muchísimas aplicaciones y utilidades de productividad y de ofimática. Mantenerse conectado con la oficina mientras se está de viaje o durante las vacaciones es, desde luego, mucho más sencillo con un tablet que con un portátil.

Por otro lado, trabajar con un teclado, un ratón y una pantalla más grandes en un escritorio es muchísimo más cómodo que con diez dedos encima de un rectángulo de 10”. Además, hoy por hoy los productos ofimáticos ofertados para los tablets son muy limitados en cuanto a funcionalidad. Uniendo eso a la limitación técnica que tiene una pantalla pequeña, hace del tablet una mala opción si se pretende trabajar con ella en una oficina. No obstante, es una muy buena opción para los comerciales o trabajadores que no paran quietos. Si tu trabajo consiste en no parar de moverte, tal vez un tablet sea un gran complemento a tu trabajo, pero seguirás dependiendo de una manera o de otra de un ordenador de trabajo para tus horas de oficina.

Multimedia móvil vs. multimedia portátil
Si el objetivo es poder reproducir vídeo y audio, ahora mismo tanto tablets como portátiles pueden darte una experiencia de usuario parecida. Cierto es que los tablets no incorporan una tarjeta de sonido de varios canales, ni una gran calidad de audio en los altavoces, pero lo mismo puede decirse de algunos portátiles del mercado. La diferencia, en gran medida, se encuentra en la calidad y el tamaño de la pantalla. Si bien es cierto que las pantallas de los portátiles no tienen por qué ser grandes maravillas, especialmente si nos movemos en el rango de precios de un tablet, sí son, por regla general, más grandes, mejorando el visionado de películas y clips de vídeo.

Por otro lado, cada vez es más común ver tablets con puerto HDMI, lo que hace que, además de su mayor movilidad, un tablet tenga la capacidad de conectarse a una pantalla más grande, un televisor, o incluso un proyector, para reproducir vídeo y audio. Aunque esto muy común también en las tarjetas gráficas incorporadas a los portátiles, el tablet es mucho más cómodo de manipular precisamente por su menor tamaño.

Por tanto, si nuestro objetivo es tener la mejor experiencia audiovisual con el tablet o el portátil que compremos, quizá la mejor opción (de momento) siga siendo el portátil, aunque habrá que ver cómo se las gastan los tablets que están por venir.

Leer en el escritorio vs. leer en cualquier parte

Una de las razones más importantes por las que un tablet puede ser la mejor compra es la lectura de medios digitales. Tanto si se trata de periódicos online, blogs u otras páginas y sitios de Internet, como si se trata de la lectura de libros digitales o cómics, el tablet gana de calle al portátil. Su manejabilidad, la usabilidad añadida que le da la pantalla táctil, la posibilidad de leer en vertical y en horizontal y, sobre todo, la facilidad con la que se puede leer fuera del escritorio (por ejemplo, en el baño), lo declaran ganador en este aspecto.

Eso sí, antes de gastarte entre 300 y 500 euros en un supertablet de última generación, hay que tener en cuenta unas cuantas cosas. En primer lugar, si vas a querer leer fuera de casa y lees más libros que revistas o Internet, tal vez te interese un e-reader básico en blanco y negro, porque la pantalla evita los reflejos de la luz diurna, gasta mucha menos batería y es tremendamente más barato. Segundo, si tu objetivo es leer publicaciones gráficas, como cómics, recuerda que estos archivos se ven mejor en pantallas de 10” que en pantallas de 7”, y que por ser archivos gráficos suelen ocupar bastante espacio de disco, así que te conviene un tablet con unos cuantos gigas de espacio. Y tercero, si vas a leer material protegido por DRM, lleva cuidado con el sistema que compras, porque podrías llevarte un chasco si alguna vez intentas leer los archivos protegidos en otro sitio.

Precio vs. calidad
Probablemente el precio sea el factor más importante para la mayoría. El hecho de que tras bajar a 99$, el HP Touchpad saturara su línea de ventas indica que hay un mercado incipiente para los tablets baratos, y parte del éxito que están teniendo se deriva de los tablets “clónicos” y muy baratos que ofrecen marcas de relativamente poco renombre, pero que son totalmente funcionales.

En caso de que el precio sea el mayor factor a tener en cuenta en tu caso, a pesar de haber tablets tan caros como un portátil, lo más normal es que el tablet sea la opción adecuada. Sin embargo, el dicho de que “algo barato te puede salir muy caro” podría ser cierto si no tienes en cuenta el resto de cuestiones importantes que se tratan en este artículo. Si solo te preocupas por el precio, podrías comprar un tablet de baja calidad que no acabase de cumplir todas tus expectativas, teniendo que invertir más dinero después en un mejor tablet o un portátil que sí las cumpliera. Es mejor elegir bien desde un principio.

Conclusiones
Aunque no todas, estas son algunas de las razones más importantes por las que es importante decidir bien a la hora de comprarse un tablet o un portátil. Que la era del PC tradicional está tocando a su fin es indudable. La informática personal es cada vez más personal, y el término “Personal Computer” hoy en día ya se puede aplicar con más propiedad a un smartphone que al ordenador de casa.

Sin embargo, y a pesar de los grandes avances, el mercado ultraportátil está todavía muy verde para sustituir a la informática de sobremesa, que para determinadas tareas es más cómoda y, en ocasiones imprescindible. En el mejor de los casos, incluso cuando un tablet cumpla todos los requisitos para ser la opción adecuada, lo más probable es que todavía sea necesario un ordenador tradicional para complementarlo.

Y bien, lectores de @dosdigitos,uds que piensan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>